SEARCH FOR PRODUCTS AND INFO






La No. 4 del mundo, Kiki Bertens, tenía grandes esperanzas en Roland Garros, pero no estaba destinado a ser después de que la enfermedad se impusiera antes de su partido de segunda ronda.